Thalía no olvida los graves problemas de salud que atravesó tras contraer la enfermedad de Lyme, y por eso se sometió a un chequeo en una clínica privada para cerciorarse de que goza de buena salud.