Leonardo DiCaprio, quien encarna a Belfort, ha sido prohibida en el país africano por la Kenya Film Classification Board (KFCB), el regulador que vigila el contenido de las películas a fin de que sea conforme a los valores nacionales.