El funcionario dijo que los restos se encontraron esparcidos en un área de unos 300 metros y su grado de deterioro hará difícil una pronta identificación. “Es tan desastroso el escenario que no hay nada reconocible ya sea material, ya sea humano”, añadió.