Primero nos enteramos de la mala relación que llevaba con sus papás, don Carlos Álvarez y Mercedes Báez, y además, se descubrió que en 2012 se casó en secreto con el italiano Antonio D’Agostino, con quien sufrió maltratos y de quien se divorció en agosto pasado.