“Fue mucho más difícil perder peso en este segundo embarazo”, confesó Kourtney Kardashian a la revista Us quien la tiene en portada mostrando cómo quedó tras seis meses de dieta y ejercicio.