Heidi Klum acaparó la atención por el vestido dorado con pronunciado escote que lució en la alfombra roja de la gala de los Premios Oscar, peo al parecer no fue suficiente y protagonizó el escándalo la misma noche al besar a su colega, la también modelo Naomi Campbell.