Bozzo, quien aclaró que cuando acudió a Guerrero nadie conocía realmente la tragedia por lo que si ser satanizada sirvió para que la gente tomara conciencia