Anunciantes británicos han retirado este jueves su publicidad de la red social Ask.fm después de que una adolescente de 14 años se suicidara por ser insultada y acosada en esta web, algo que ha indignado al país y al primer ministro, David Cameron.