Belinda inició una nueva etapa de su carrera como jurado de la versión mexicana del programa Factor X, donde pasó un momento bochornoso durante una de sus primeras emisiones.