Justin Bieber volvió a las andadas de la delincuencia al mostrar un comportamiento poco respetuoso con su vecino, a quien le lanzó huevos sin ninguna razón.