La cantante Madonna ha recibido una advertencia de las autoridades británicas por causa de una ruidosa fiesta organizada por sus empleados en su casa de Londres, cuando ella no estaba presente.

La fiesta, que tuvo lugar el 27 de junio en la mansión ubicada en el barrio de Marylebone, hizo que los vecinos se quejaron a las autoridades policiacas.

La policía ha hecho una advertencia a la artista estadounidense, de que puede ser multada hasta en US$7,500 si eso vuelve a ocurrir.

Madonna hecho no estaba en el Reino Unido cuando la fiesta llevó a cabo. La cantante pasa poco tiempo en el país desde que se divorció del director de cine británico Guy Ritchie en 2008, después de siete años de matrimonio.

Fuente: La Botana