Oscars 2018: Las peor vestidas de la alfombra roja

Los Ángeles se han convertido en la madrugada de este domingo en el epicentro del cine y de la moda. Todo Hollywood ha acudido al Teatro Dolby para presenciar la 90º edición de los Oscars. Una edición marcada por los casos de abusos sexuales que han salido a la luz este año y que han ensombrecido la industria cinematográfica.

Sin embargo, el color negro como reclamo a visibilizar esta denuncia social no ha sido protagonista en la alfombra roja, como en otras ocasiones. En su lugar han brillado azules intensos, rojos y estampados florales. Entre las miles de intérpretes que han desfilado en la ante sala de los Oscar hay diez que tienen todas las papeletas de entrar en los peores looks de la historia de estos premios. Al menos, lo serán de esta edición.

Lindsey Vonn

Lindsey Vonn no ha acabado de convencer con este diseño con tull en el bajo, transparencias en el cuello y flecos en el escote. Una mezcla de tejidos demasiado heterogenia que se da de patadas con la gargantilla de diamantes y piedras preciosas en fucsia.

Kelly Ripa

Esta vez la actriz Kelly Ripa no ha acertado. Con un vestido negro con escote cuadrado y una amplia falda, el look solo presenta un pequeño fallo: el inmenso lazo en fucsia y verde fluor atado en la parte posterior del vestido. Un detalle extravagante que no casa con el resto de la prenda.

Agnes Varda

Agnes Varda puede jactarse de ser una de las peores vestidas de la noche de los Oscar 2018. No existen palabras para describir este disparate en clave de estilo. Estampado floral con rayas rojas y azules y bambas blancas. Pero lo peor de todo el outfit no es ni de lejos, el atuendo, que esta firmado por Gucci. Las gafas a lo Johnn Lennon y el peinado bicolor propio de alguien que no se tiñe las raices desde hace una década son auténticos despropósitos.

Rita Hayek

La diseñadora Rita Hayek ha lucido un diseño bonito aunque demasiado exagerado. El vestido tricolor de Hayek lleva una vertiginosa apertura en la pierna y un escote en V. Sin embargo, hay que reconocer que la capa a conjunto le aporta algo de elegancia y un punto de originalidad al look.

Lois Burwell

Con un collar de perlas, unos guantes negros y un vestido con vuelo de un tono verde pastel, Lois Burwell nos ha transportado con un golpe de mal gusto a los años 50. El estilo vintage es siempre una buena opción sin embargo, la esencia de ese estilo se encuentra en reinventarlo mezclando prendas antiguas con actuales, sin quedarse anclado en el pasado.

Rita Moreno

Al igual que Burwell, Rita Moreno también se ha dejado llevar por la nostalgia, protagonizando así uno de los peores outfits de la noche. La actriz, que ha presentado el premio a mejor película de habla no inglesa, se ha puesto el mismo vestido que llevó cuando ganó en 1962 su Oscar por West Side Story.

Salma Hayek

St Vincent

El vestido, si así se le puede llamar, de St Vincent solo se le puede describir con una palabra: excesivo. La cantante ha optado para la ocasión por un ordinario vestido con una exagerada manga y con escote de corazón. Lo peor del look es sin duda el incomprensible bajo de la prenda.

Andra Day

Nicole Kidman

Que Nicole Kidman se cuele en la lista de peores vestidas es algo insólito. La actriz que siempre ha derrochado elegancia y delicadeza con sus elecciones de vestuario, esta vez, no ha acertado. Kidman ha optado por un diseño en azul brillante con un exagerado escote en corazón y un gran lazo en la parte de la cintura.

Whoopi Goldberg

LAVANGUARDIA

Oscars 2018: Los mejores y peores peinados de la gala

Hollywood, la meca del cine por excelencia, se ha vestido de gala para celebrar la 90º edición de los Oscars. Una entrega de premios que no solo es conocida por su relevancia en la industria sino que también lo es por la cantidad de actrices y actores que acuden con sus mejores vestidos para celebrar el evento del año.

La popular alfombra roja, situada a la entrada del Teatro Dolby de Los Ángeles, ha acogido infinidad de estilismos de las mejores firmas, con sofisticados conjuntos que este año han estado marcados por el color y, a pesar del movimiento Time’s Up, el negro ha quedado en un segundo plano. Además de las prendas y los accesorios, el peinado es el elemento que se puede convertir en un aliado o enemigo para conseguir un buen estilismo. Estos son los mejores y peores peinados de la noche:

Jennifer Lawrence

Fue una de las asistentes que ofreció los momentos más virales de la noche, por su salto entre butacas, además de ser una de las mejores vestidas. La actriz se decantó por un vestido de lentejuelas dorado que combinó con una semi melena suelta y peinada con ondas de estilo informal. Aunque podría haber elegido un recogido, el peinado aportaba naturalidad al look.

Allison Janney

La actriz se llevó un Oscar por mejor actriz de reparto por ‘Yo, Tonya’, además de convertirse en una de las mejores vestidas de la noche. La prenda de color rojo y con escote de pico se combinó con dos pulseras y una gargantilla de brillantes. Para el pelo, la mejor opción fue un recogido simple que no restara protagonismo ni a las joyas ni al propio vestido.

Lindsey Vonn

La esquiadora se decantó por un recargado vestido de tul, con pedrerías y transparencias que no terminó de convencer. Además optó por un recogido de aspecto natural y poco elaborado que no guardaba relación con el resto de estilismo. Aunque para un vestido arriesgado y repleto de detalles es mejor optar un por recogido, Vonn no consiguió situarse en la categoría de mejor vestidas.

Margot Robbie

La actriz se consagró como una de las mejores vestidas de la gala por un impoluto vestido de color blanco de Chanel. La prenda tenia un diseño sofisticado pero elegante y poco cargado, que se mimetizó con la corta melena en rubio platino. La actriz no se decantó por un elaborado peinado sino que apostó por el pelo suelto, la tendencia estrella para el próximo verano.

Nicole Kidman

Aunque la actriz no acabó de convencer con su ajustado vestido de escote corazón y un gran lazo en la cintura de Armani Privé, eligió un peinado de estilo natural que no restó protagonismo a la prenda. Kidman optó por un peinado suelto, poco elaborado pero de estilo formal. Se recogió el pelo detrás de las orejas para dejar al descubierto los pendientes de pedrería.

 

Agnes Varda

La directora de cine acudió a la entrega de premios con un estilismo arriesgado. Aunque para muchos su peinado bicolor y su traje de estilo pijama de Gucci no fue un acierto, el resultado es un estilismo que, lejos de seguir las tendencias, representa un estilo y una personalidad propia.

Timothée Chalamet

El protagonista de ‘Call me by your name’ arriesgó con un traje de color blanco rotó con el que rompió la monotonía de estilismos masculinos marcados, principalmente, por el negro. Además también se decantó por un peinado más informal, con el pelo largo, semi peinado y un aspecto natural.

Viola Davis

Siempre consigue entrar en la lista de las mejor vestidas con sus estilismos ajustados y repletos de color. La actriz, que sorprendió con un sencillo vestido en un vivo color rosa, supo complementar la simplicidad del vestido con un peinado que se convirtió en el protagonista del look. Se trata de un recogido que juega con los rizos de su pelo, dejando la cabeza despejada y potenciando el peinado por detrás.

Rita Moreno

El vestido de la actriz fue uno de los más comentados de la noche. Se trata de la misma prenda que llevó en la entrega de los Oscars de 1962 y en la que obtuvo u galardon. A pesar de la historia del vesitdo, la actriz eligió una banda de terciopelo que recargo el ‘look’ y aportó un estilo demasiado informal

Emma Stone

La actriz, que sorprendió por su estilismo de traje chaqueta en múltiples colores, se decantó por un peinado más formal. Se trata de una media melena peinada hacia un costado, cubriendo parte de su rostro, y con un recogido que dejaba ver uno de los pendientes.

Fuente: LAVANGUARDIA

Emma Watson luce tatuaje con error en los Oscar

El tatuaje temporal de Emma decía “Times Up”, debiendo decir “Time’s Up”.

Emma Watson se unió al movimiento ‘Time’s Up’, al igual que otras muchas celebridades del Hollywood, y para hacerse presente lució un tatuaje al respecto, pero con un evidente error.

La actriz que saltara a la fama cuando de niña participó en la saga ‘Harry Potter’, asistió a la tradicional fiesta Vanity Fair que se realiza al terminar la entrega de los premios Oscar, y llamó la atención un tatuaje en su brazo, mismo que mostraba cada vez que le tomaban alguna foto.

El tatuaje era en referencia al movimiento iniciado en Hollywood, que busca reunir dinero para  ayudar a las mujeres trabajadoras sin tienen recursos, para defenderse legalmente de acosos y abusos sexuales por parte de sus superiores varones en sus empleos.

Pero dicho tatuaje, que cabe decir es sólo temporal, no permanente, tenía un error de ortografía, pues decía ‘Times Up’, y el movimiento se llama ‘Time’s Up’.

 

LaBotana

#timesup #emmawatson @emmawatson

A post shared by EMMA WATSON FAN (@em_waatsoon) on