Tito El Bambino: ‘El Chavo del 8 marcó mi década’

‘El Patron del reggaetón’, Tito El Bambino confesó que le gustaría estar representando la década de los 2000 en el dominical, y que su más grande ídolo es El Chavo del 8.

La televisión ha marcado generaciones enteras, sobre esto Tito El Bambino expresó.

“Tengo un recuerdo muy grato con el Chavo del Ocho es mi ídolo lo admiro mucho y le tengo un cariño muy especial, lo veía desde que era niño y creo que me marcó de manera muy positiva”.

El futuro es muy impredecible, por eso de alguna manera la década de los 2000 tendrá que ser recordada de diversas formas Tito, opinó.

“Han pasado muchas cosas difíciles y tristes en el mundo, pero también hay que reconocer las cosas buenas, y hablando de la música en México hay que reconocer, a Jenny Rivera, El Recodo, Joan Sebastián y muchos más, que serán recordados de maravilla”.

Décadas  ha presentado a grandes artistas que defienden la década de los 2000, al ‘Patrón del reggaetón’ confesó si le gustaría presentarse en el dominical.

“Si se me presenta la oportunidad claro que me gustaría estar en el programa”, finalizó Tito El Bambino.

El programa Décadas ve todo los domingos por El Canal de las Estrellas -México.

Don Omar es denunciado por los Kjarkas por plagio

Polémica por ‘llorando se fue’. Sin embargo, el reggaetonero asegura que tiene los derechos.

El grupo folclórico boliviano ‘Los Kjarkas’ acusó a Don Omar de haber plagiado la letra de su canción ‘Llorando se fue’.

Según los músicos altiplánicos, el reggaetonero usó las palabras del tema en su canción ‘Taboo’, que aparece en su último disco ‘Meet The Orphans’.

El representante de los altiplánicos, Rilber Herbas, aseguró que ni el cantante ni su gente allegada se comunicaron con Los Kjarkas.

“Esta es una afrenta contra Bolivia porque la canción no sólo le pertenece al grupo, sino que es de todo el país”, dijo Herbas al diario La Razón.

Sin embargo, Don Omar aseguró a través de su cuenta de Twitter que sí cuenta con los derechos para interpretar esta canción.

Este mismo tema fue plagiado en 1989 por dos productores franceses e interpretado por el grupo brasuca-africano Kaoma con el ritmo de Lambada. Esa denuncia derivó en una indemnización para los bolivianos.

1 9 10