En una audiencia en una corte española, Ronaldo aceptó su culpabilidad pero evitará ir a prisión.

Cristiano Ronaldo deberá pagar una multa de US$21 millones como castigo en su caso de fraude fiscal, pero la buena noticia para la superestrella del fútbol es que no tendrá que cumplir una sentencia de prisión de 23 meses.

El futbolista de 33 años apareció en una corte en España el martes por la mañana, sonriendo y tomado de la mano a su novia, Georgina Rodríguez.

CR7 había sido acusado de ocultar alrededor de US$16.7 millones los ingresos que obtuvo de sus derechos de imagen en España entre 2011 y 2014.

La multa no es realmente un gran problema para un tipo como Cristiano Ronaldo: Forbes informa que obtiene alrededor de US$93 millones al año como futbolista profesional y por patrocinios.

LaBotana