La cantante reapareció en las redes sociales tras ausentarse de las mismas tras ruptura con Justin Bieber.

Foto: Instagram

Siempre que Selena Gomez siente que se le avecina una crisis de ansiedad o depresión, la artista se toma un descanso junto a su familia, demostrando que sabe cuando parar para enforcarse en su salud.

Y después de casi 10 días lejos de sus redes sociales, Selena regresó a Instagram con un mensaje positivo a todas las mujeres, que así como ella, sufre o ya sufrió, de alguna manera, con la presión constante de la sociedad:

“El mito de la belleza: una obsesión por la perfección física que atrapa a la mujer moderna en un ciclo interminable de desesperanza, autoconciencia y odio hacia sí misma mientras trata de cumplir con la imposible definición de belleza impecable de la sociedad. Elegí cuidarme porque quiero, no para probar nada a nadie.”, escribió en el video, en donde aparece con amigos, en un barco en Sydney, Australia.

 El año pasado, la cantante estuvo 90 días alejada de todo y todos, completamente desconectada:

“Me fui 90 días y fue lo mejor que pude haber hecho. No tenía teléfono, nada (…) fue increíble y aprendí mucho”, dijo en una entrevista para la revista Instyle. “Ese aislamiento total del mundo exterior fue crucial en mi proceso de curación personal. Estaba en el campo y nunca me peiné”, recuerda.

“Es bueno estar conectado, ver las cosas de los demás y tener una idea de lo que tus amigos están haciendo, pero es muy difícil combatir la presión que ejercen las redes sociales”, señala.

LABOTANA