La cantante después aprendió a gustarse morena, y ahora está orgullosa de su origen.

Camila Cabello asegura que hubo una época en la que de verdad prefería ser rubia y de ojos azules, pero que esa ‘locura’ ya pasó.

“En una época yo deseaba tener los ojos claros. Fue hasta que me hice mayor cuando empezaron a gustarme mis ojos marrones, mi pelo oscuro y mi piel”, dijo la cantante a la revista ‘Glamour’.

El vivir en una comunidad multicultural le hizo mucho bien para valorar sus orígenes y no sentirse diferente: “La parte positiva es que yo crecí en Miami, rodeada de latinos, era una mezcla de culturas. No estaba rodeada de un solo tipo de personas” declaró Camila, cuyos padres son de origen cubano y mexicano.

LABOTANA