El cantante canadiense deberá primero resolver un obstáculo que tiene enfrente.
Justin Bieber y Selena Gomez cada vez tienen más afianzada su relación, pero para pensar en matrimonio, hay un gran obstáculo entre ambos.

No cabe duda que el cantante no estaría muy lejos de ir pensando en algo formal y en un futuro formar una familia, pero para pedirle matrimonio a Selena tendría que librar una gran barrera: la madre de su novia, ya que él nunca ha sido bien visto por Mandy Teefey. Antes, Justin deberá ganarse de nuevo la confianza y el cariño de Mandy, o de lo contrario cualquier intento de casarse fracasará.

El problema es que Selena tiene una relación muy fuerte con su mamá y no le gustaría darle ningún disgusto, lo que dificultaría mucho que los jóvenes se comprometieran, ya que seguramente Mandy les haría la vida imposible, informa una fuente a Hollywoodlife.

Ese es el verdadero obstáculo que impide que Justin le pida matrimonio a Selena, pero tampoco es imposible de librar, ya que si de verdad se aman, nada podrá separarlos.

Fuente: LaBotana