Roberto Gómez Bolaños, “Chespirito”, quien por décadas vivió en el corazón del público de América Latina, será recordado como uno de los más grandes productores y comediantes que mostró su talento en cine, teatro y televisión.

El creador de personajes como “El Chavo del 8” y “El Chapulín Colorado” nació el 21 de febrero de 1929 en la Ciudad de México y se distinguió como actor, comediante, dramaturgo, escritor, guionista, compositor, director y productor de televisión.

Hijo de la secretaria bilingüe Elsa Bolaños Cacho y del pintor, dibujante e ilustrador Francisco Gómez Linares, Roberto desde pequeño mostró sus dotes creativos.

Estudió ingeniería en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); sin embargo, éste no fue su camino y muy pronto lo descubrió.

Inició su carrera como creativo de publicidad, lo que lo llevó a conectarse con la radio y la televisión. En la década de los años 50 fue un guionista muy activo y logró trabajar para Viruta y Capulina, con quienes en 1960 se inició como actor con Dos criados malcriados.

En el ámbito laboral, su ingenio hizo que adquiriera el sobrenombre que le ha dado fama y lo ha hecho inolvidable, “Chespirito”, el cual se debe al director cinematográfico Agustín P. Delgado, derivado del diminutivo de la pronunciación españolizada de William Shakespeare.

Lo anterior, sumado a su baja estatura y a su talento para escribir historias semejantes a las de Shakespeare.

Para 1968 inició transmisiones la Television Independiente de México y Bolaños fue llamado como escritor, con la oferta de usar a su antojo una media hora semanal a su cargo. De esta forma Bolaños comenzó formalmente su carrera como actor, naciendo emisiones entrañables como Los supergenios de la mesa cuadrada, pero fue en la décadas de los 70 cuando logró tener un programa propio que denominó Chespirito, el cual nunca imaginó que lo fuera a convertir en un icono de América Latina.

El actor, director y guionista recibió diversos homenajes dentro y fuera del país. Desde 2009, Gómez Bolaños comenzó a presentar problemas de salud, los cuales lo obligaron a dejar la Ciudad de México e irse a radicar a Cancún, Quintana Roo.

El 28 de mayo de 2011, “Chespirito” se integró a las redes sociales, abriendo su cuenta de Twitter y teniendo un gran número de seguidores.

Su esposa, la actriz y productora Florinda Meza, con quien contrajo matrimonio en noviembre de 2004, luego de 27 años de vivir juntos, fue la persona que se mantuvo junto a él hasta el final de su existencia.