Una pareja de esposos se enteró que eran hermanos de sangre en un programa de radio. Adriana y Leandro sólo sabían que habían sido abandonados cuando eran pequeños.

Se trata de Leandro, de 37 años, quien vivió con su madre hasta los 8 años, hasta que lo dio en adopción a una familia sustituta; y Adriana, de 39 años, quien había sido entregada en otra ciudad a otra familia a los 12 meses de nacida.

De adultos, se enamoraron y se casaron sin sospechar la realidad. Tuvieron un hijo y formaron un hogar durante siete años.

Pero algo en el corazón de ambos les decía que debían encontrar a sus madres. Ambos sabían que eran huérfanos y que sus madres se llamaban María. Al principio creían que el nombre de sus progenitoras era solo una coincidencia.

Entonces acudieron al programa “A Hora é Agora”, de la cadena “O Globo” donde le hicieron el milagro de conocer a su madre.

Grande fue la sorpresa cuando la mujer confesó que había tenido otro hijo a quien lo había dado en adopción y que se llamaba Leandro.

“Sí… tuve a Leandro, pero con otro hombre, no con tu padre”, dijo la acongojada mujer dejando en silencio todo el set de la emisora. Tras un silencio prolongado, María comenzó a gritar que su esposo era su hermano.

Días después, la joven contó que ellos seguirán siendo pareja y que nada los iba a separar por el resto de sus días.

“Todo esto sucedió porque Dios quería que sucediera. Por supuesto que hubiera sido diferente si hubiéramos sabido todo esto antes, pero no lo hicimos y nos enamoramos”, dijo.