El actor mexicano Rubén Aguirre, conocido por su papel del “Profesor Jirafales” en el “Chavo del 8”, se encuentra hospitalizado debido a que hace días sufrió de una deshidratación, y al practicarle unos exámenes se dieron cuenta que estaba anémico.

Su hijo, Arturo Aguirre, contó a un noticiero mexicano que su padre empezó a sentirse débil luego de viajar a Puerto Vallarta, y como padece de diabetes desde hace 20 años, lo llevaron al hospital donde se recupera de su malestar.

Asimismo, para tranquilidad de sus familiares, amigos y fans, aseguró que el comediante no está grave solo deshidratado.