El actor de Hollywood Robin Williams, de 63 años, fue encontrado muerto en su casa de la localidad de Tiburón, en el norte de California. Las autoridades indicaron que los primeros indicios señalan que se trató de un suicidio.