Una vida llena de excesos en alcohol y drogas, llevó a Amy Winehouse a una temprana muerte, a la edad de 27 años un 23 de julio de 2011. Estas adicciones habrían sido originadas por la tóxica relación amorosa que mantuvo con su esposo Blake Fielder-Civil.

1. Amy Winehouse saltó a la fama tras el éxito obtenido por el lanzamiento de su álbum ‘Frank’, en el 2003.

Pese a eso, a partir del 2005, sus problemas personales empezaron a ser objeto de la atención de los medios. Aparentemente, padecía de depresión y trastornos alimenticios.

Además de una notoria pérdida de peso, sus violentos cambios de humor empezaban a afectar su salud mental. ¿Qué le pasaba a la chica que había triunfado sobre el escenario?,

Pues, como pasa con muchos artistas, fue absorbida por el mundo de las drogas. Foto: Getty ImagesAmy