La reina de corazones Alejandra Guzman hizo vibrar a limeñosTuvieron que pasar 17 años para que Lima volviera a estremecerse al ritmo de La Guzmán. “Como te hiciste extrañar” gritó una fanática que se encontraba a escasos metros del escenario donde Alejandra demostró que sigue siendo la reina del rock.

Eran más de las 9 de la noche cuando un micrófono bajó desde lo alto anunciando que “la reina de corazones” estaba a punto de hacer su aparición, y así fue. “Yo creo que por algo sobreviví, aunque a veces ha sido con mucho dolor”, se escuchó decir a Alejandra Guzmán en un vídeo que se proyectó en una pantalla colocada al centro del escenario, donde se podía ver a la cantante saltar desde un avión, como símbolo de libertad.

Acto seguido, la cantante se presentó al público luciendo un sexy vestido color negro que dejaba al descubierto sus ya famosas piernas, al ritmo de la canción “Como Ladrones”.

En pocos minutos los asistentes comenzaron a responder con la misma energía que La Guzmán, por lo que se levantaron de sus asientos para aplaudir, gritar y cantar los temas que la cantante ha hecho éxito a lo largo de 25 años de carrera artística, como “Míralo, mírala”.

“Hola Lima, les prometo que será una noche inolvidable, está la gente que más quiero y deseo que sea increíble, la verdad es que no tengo muchas palabras sino mucho corazón”, expresó la mexicana.

Dime la verdad”, “Ven”, “Volverte a amar” y “Guerra fría”, fueron interpretadas por Alejandra, mientras era observada por miles de fanáticos que se dieron cita en el Jockey Club del Perú.

Saben, le pedí mucho a Dios estar aquí, 18 operaciones y una cadera de titanio ¡y aquí estamos!”, gritó eufórica la cantante.

La presentación de la rockera estuvo llena de energía y sensualidad, pero también de momentos emotivos y que reflejaron mucho su experiencia de los últimos años, como cuando en otro vídeo recordó el apoyo que recibió de su hermano Luis Enrique durante sus días en el hospital, que la impulsaron a salir adelante pese al dolor, o cuando cantó “Te esperaba”, tema que compuso cuando estaba embaraza de Frida Sofía.

Llegó el momento de los leggins negros y del chaleco color plata. La diva mexicana cogió las baquetas y demostró que también es buena baterista e interpretó “La Plaga y Güera”.

Los clásicos “Eternamente bella”, “Reina de corazones” y “Hacer el amor con otro”, también formaron parte de su repertorio.

Dos horas y 23 canciones después, se apagaron las luces dejando a todos con el último coro de “Un grito en la noche”.