El clip muestra escenas subidas de tono que no son acordes con la imagen que siempre ha mostrado Hanks a lo largo de su carrera y presenta a Meg Ryan y Sally Field en algunas escenas.