Guillermo Dávila respondió a la mamá de su hijo peruano y explicó sus motivos para no querer reconocer al pequeño. Dávila se reunió después de cinco meses con Melissa Peschiera para hablar sobre la denuncia de paternidad que cae sobre él y dijo que tiene miedo de venir al Perú por las consecuencias legales y las trampas que le puedan poner. También aseguró que a él le preocupa el bienestar de Vasco, pero que desea hacer las cosas con toda la seguridad del caso.

Con fuertes palabras el cantante aseguró que a veces se tienen relaciones sexuales sin amor y eso fue lo que le pasó con Jessica Madueño. Al despedirse de la entrevista, el venezolano no tuvo palabras para su Vasco, pero sí fue cordial y amoroso con sus fans peruanos y amigos.

Frecuencia Latina