Después de poner fin a su relación sentimental con el empresario Carlos Gonzáles, a principios de este año, el cantante Ricky Martin está decidido a dejar atrás su sentido desengaño amoroso y a centrarse en su particular búsqueda de la felicidad.

 “Bueno, creo que me merezco algo fantástico. La vida es demasiado corta para hacer otra cosa que no sea ser feliz”, escribió el astro portorriqueño en su perfil de Twitter.

 Tras hacer oficial su ruptura, Ricky Martin ha buscado refugio en sus dos hijos, Valentino y Matteo, con quienes tras pasar unos días de descanso en Los Ángeles, ha decidido comenzar una nueva vida en Sídney, Australia, donde actualmente está llevando a cabo sus labores como coach en el programa de televisión The Voice.

 A pesar de mostrar una gran naturalidad tanto en las redes sociales como en sus apariciones públicas desde entonces, los últimos comentarios del cantante indican que mantiene muy presente su reciente separación, cuyo final habría sido acordado por la ya expareja de forma amistosa.

 “Todo terminó con mucha paz, mucho respeto, mucha armonía y así será también a partir de ahora. Se han dicho muchas cosas por parte de los medios de comunicación pero es totalmente falso. Todo acabó bien”, declaró Carlos Gonzáles durante una entrevista en un programa de televisión portorriqueño.