La fiesta se le arruinó a Justin Bieber cuando una docena de policías hallaron cocaína en su casa en Los Ángeles y arrestaron a un amigo del cantante, en una redada por un reciente acto de vandalismo después de tirar huevos a su vecino.

En el incidente el cantante canadiense habría causado daños de 15.000 euros al arremeter contra la casa de su vecino el jueves pasado. Según la ley de California, el total del daño convierte este vandalismo en un delito grave, por lo que la policía ejecutó una orden de allanamiento el martes en busca de videos de vigilancia y cualquier otra evidencia que vinculara a Bieber con los ovo-proyectiles.

Una decena de vehículos policiales aparcaron a las 8 de la mañana frente a la casa del joven en un exclusivo barrio al noroeste de Los Ángeles, y 12 oficiales sorprendieron al cantante y a cerca de ocho personas más en una redada en la que, de paso, hallaron cocaína y se llevaron detenido a un individuo por posesión de drogas.

“La cocaína estaba a plena vista de los oficiales cuando fueron a buscar evidencia” por el ataque de los huevos, dijo el teniente Dave Thompson, portavoz de la oficina del sheriff (alguacil) de Los Ángeles, en una conferencia de prensa. “(Bieber) no estaba vinculado a la cocaína, sino el individuo que estaba en su residencia” y que fue puesto bajo custodia, aclaró el oficial.

Ideal.es