Ha saltado la sorpresa. La hija de la difunta Whitney Houston, Bobbi Kristina, ha anunciado en Twitter que se ha casado con su hermano adoptivo, Nick Gordon, después de que hace meses ella dijera en Facebook que su madre nunca legalizó los papeles para que Nick llegara a formar parte de la familia.

Así que dos años después de que la diva del pop falleciera, su familia vuelve a ser noticia esta vez por un asunto bastante espinoso que ha salido a la luz a través de las redes sociales.

Hay que recordar que Whitney Houston acogió a Nick Gordon cuanto tenía doce años. Es más el chico, que tiene en la actualidad 23, se crió en todo momento como un miembro más de la familia de la artista.

Ahora es la propia Bobbi quien hace oídos sordos a la presión del resto del clan: «Es cosa mía decidir con quién quiero estar. Podéis estar de acuerdo o no, respetarla o no. Es mi vida, y no la vuestra» ha escrito en Twitter.

Y no ha quedado ahí la cosa, ya que tanto ella como él crearon un hashtag llamado #happylymarried («felizmente casados») para que en Twitter todo aquel que suisiera se sumara a la celebración de su boda, y mostraron además sus anillos en sendas fotos que subieron a sus perfiles oficiales.