La cantante barbadense Rihanna se suma a la moda que impera entre los raperos y sube a Instagram fotos luciendo una sonrisa que, literalmente, vale oro.

 La estrella del pop de 25 años se colocó unas fundas dentales de oro en su maxilar superior con la forma de un rifle de asalto.

 Esta moda es muy usual entre los raperos y se puso de moda en la década de los 80, bajo el nombre de grill y su finalidad es presumir el poder y la riqueza.

Por otra parte,  Rihanna fue demandada por no pagar el funeral de su abuela, Clara Brathwaite, que falleció en junio del año pasado a causa de un cáncer, ha causado otro problema más para la extrovertida cantante caribeña, ya que la compañía funeraria encargada del funeral decidió demandarla por impago un año después.