Durante el preestreno de la película de One Direction, ¨3D movie This Is Us¨ (“Así somos”) , la policía tuvo que intervenir debido al descontrol causado por las directioners.

 La película de One Direction, tuvo lugar en Los Ángeles, el pasado fin de semana. La noche anterior, cientos de admiradoras de los chicos de moda se dieron cita en el teatro dónde iba a tener lugar el esperado acontecimiento. Pero la gran concentración de ‘directioner’ causó un descontrol inesperado.

 Las fanáticas de One Direction no pudieron contener su emoción cuando se enteraron de que quedaban asientos libres para el preestreno de la película, por lo que intentaron entrar a la fuerza.

 “¡Déjanos entrar! Déjanos entrar!” gritaban las directioners, hasta que luego de media llegaron las autoridades.

 El descontrol aumentó cuando se oyó el rumor de que Harry Styles, Liam Payne, Zayn Malik, Niall Horan y Louis Tomlinson estaban dentro del lugar.

Un trabajador del cine explicó, después, que las fans “se volvieron locas”, obligando a los efectivos a retirarlas del lugar. Otro testigo afirmó que las seguidoras destrozaron las tiras de seguridad y golpearon las paredes.