Un pequeño descuido puede dejar fuera de servicio un celular que nos costó bastante dinero. Los “smartphones” pueden costar varios cientos de soles, y pueden terminar siendo un caro pisapapeles si no son tratados de forma adecuada luego de caer al agua.

 Hay algunas soluciones que se pueden aplicar a los celulares que han caído al agua y han “vivido para contarlo”.

– Apenas saques el teléfono del agua ponlo en forma vertical hasta que escurra todo el agua, es necesario que esté en esa posición todo el tiempo posible. No olvides apagar el celular.

 – Retira la batería, tarjetas de memoria y tarjeta SIM, para evitar un cortocircuito interno.

– Para secarlo usa una toalla o un pedazo de tela. Evita usar papel higiénico, secadores eléctricos y otros mecanismos, ya que el aire caliente que emanan podría dañar el celular.

– Por último coloca el celular dentro de una bolsa o recipiente con arroz para que este absorba la humedad del teléfono. Tiene que estar en el arroz el mayor tiempo posible. No es ningún mito, así lo aseguró la empresa de telefonía celular Nokia.

rpp