La polémica actriz concluyó su periodo en la clínica Cliffside y permanecerá en Los Ángeles con un acompañante.

 Lindsay Lohan cumplió su rehabilitación en dos clínicas.

La actriz  concluyó el martes un periodo de rehabilitación de 90 días y abandonó el centro de California (EE.UU.) donde estuvo internada, informó hoy el portal especializado en famosos TMZ.

 La web publicó una foto de la actriz sonriendo antes de subir a un auto e irse del centro. Los próximos días, ella permanecerá acompañada por un “sober coach” (asistente que la ayudará a abstenerse del alcohol y las drogas) mientras se queda en Los Ángeles, según una fuente cercana.

 Previamente, Lindsay dijo que sentía la necesidad de tener un periodo de transición antes de volver a entrar al “mundo real” por su cuenta.

 La actriz, cuya película “The Canyons” se estrenará el viernes en EE.UU. Fue transferida a Cliffside a mediados de junio. Antes estuvo internada en la clínica Betty Ford. En años anteriores, Lohan ya completó otros cinco procesos de rehabilitación.

En marzo la joven evitó entrar en prisión tras acordar con las autoridades someterse a un nuevo tratamiento de rehabilitación en una clínica durante tres meses.