Lo que vio en la expedición que hizo a Groenlandia le conmovió, al grado de que Alejandro Sanz decidió apoyar a Greenpeace.  Y su manera de hacerlo es protestando en contra de las grandes empresas que no son conscientes del deshielo en el Ártico y la Antártida.

En enlace telefónico desde España el ex coach de La Voz… México compartió su experiencia sobre el viaje que realizó un par de semanas atrás para ver el glaciar de Pusiaajik y el fiordo de Sermilik.

 A ambos sitios sólo expedicionarios polares tienen acceso.

 “Soy padre y me preocupo por el mundo en el que vivimos.

 Damos por sentado que todo es bueno y no es cierto.

 “Allá se notan los cambios climáticos, el deshielo, cómo va subiendo el nivel del agua en la superficie y pone en peligro la vida”, aseveró Sanz.

 Su propósito, es reclamar enfáticamente a grandes consorcios por el daño que crean al planeta.

 “Quiero hablar de la poca madre, como dicen ustedes los mexicanos, de los grandes empresarios, de las grandes petroleras que contaminan.

 “Quiero reclamar a los directivos que pisotean derechos humanos, que no piensan que tendrán hijos y les heredarán un mundo con problemas por el cambio climático y deshielo. Es terrible”, sostuvo el madrileño de 44 años.

 Contó que convivió con los Inuits, habitantes del lugar y guías del recorrido, para saber cómo viven ahora.

 “Es desgarrador ver cómo la gente allá está temerosa de lo que pueda suceder, de su futuro inmediato, del momento actual”.

 Compartió que los estudios científicos afirman que a final de siglo el deshielo provocará que el nivel del mar suba 20 metros a nivel global.

 Cada tres minutos, advirtió, se pierde un volumen de hielo equivalente a un estadio de futbol.

 “Es terrible, es algo a lo que debemos buscarle solución”.

 Papá de Manuela, Alexander y Dylan, el intérprete de “No Me Compares” aseguró que cuando se sumó a la campaña “Salva el Ártico” se comprometió a hacer promoción del tema.

 Y si se lo piden, haría acto de presencia en la ONU en septiembre próximo.

 “Si Greenpeace me lo pide y considera que es necesario, iría a esa reunión con el consejo que se reúne para determinar las causas por las que tenemos que luchar.

 “Buscamos que todas esas zonas que visitamos se conviertan, por decreto, en un santuario protegido. Es la petición que estamos haciendo, así no habrá empresas (que ingresen a la zona y las exploten)”.

 El ex de Jaydy Michel y actual pareja de Raquel Perera enfatizó su responsabilidad como figura pública y ser humano ante la contaminación en el mundo.

 “Yo lo que quiero es hacer ruido, que la gente tome consciencia y opine. Quiero que pensemos en el mundo que les heredaremos a todos nuestros hijos.

 “¿Tienen hijos? Piensen en ellos. El deshielo afecta ahora a una zona muy lejana de nosotros, pero ¿y en 10 años, en 20…?”.

 Mejor padre… imposible

 Puede tener varios defectos, pero como padre, Alejandro Sanz afirma que es consentidor y dedicado.

 Comenta que se desvive por sus hijos Manuela, de 11 años; Alexander, de 10, y Dylan, de 2.

 “Ellos son mi motor y lo que me hace seguir adelante. Los consiento, los amo, los adoro. Van creciendo, y yo, madurando, por no decir otra cosa.

 “Estoy fascinado con la experiencia de la paternidad, con la forma en que he madurado gracias a ellos. Ya no soy el mismo, ahora mi tiempo y mi vida es de ellos, mi inspiración es de ellos”, dijo Sanz.