Acostumbrada a probar todos los trucos y novedades para lucir radiante, la socialité Kim Kardashian no la pasó tan bien con una innovadora pedicure con peces.

Mediante un video que compartió en sus cuentas en las redes sociales, indicó que “este pedicure con peces me volvió loca”.

En el material se ve cómo sumerge sus pies en un tanque lleno de peces que empiezan a alimentarse con su piel, hecho que ocasionó que la novia de Kanye West gritara de dolor y decidiera retirar sus pies.

“Dios mío, Dios mío. ¡No me gusta, no me gusta!”, se le escucha decir en más de una oportunidad.

Además, luce en todo su esplendor su barriga de embarazada de más de seis meses.