Terrible noticia para los famosos diseñadores de zapatos. La actriz Sarah Jessica Parker no podrá utilizar tacones a diario, así se lo ha diagnosticado el médico. Por lo que deberá dejar de lado sus adorados calzados para reemplazarlos, por unas cómodas balerinas.

La razón de este repentino cambio de Sara se debe a que la actriz ha desarrollado cierta malformación en los huesos de los pies, producto de usar a diario tacones de diversos diseñadores, según informa la revista “Net a Porter”.

Como se recuerda, los tacones se hicieron parte del cuerpo de Jessica Parker desde que hizo suyo el papel de Carrie en la serie «Sexo en Nueva York», fue tras ese papel que la fama mundial y el prestigio del mundo de la moda están con ella. Ahora solo podremos verla con ese calzado al cruzar alguna alfombra roja.