Harry Styles, el controvertido miembro de One Direction, escribió una serie de mensajes en tono grosero a la madre de su amigo William, la presentadora de televisión Yvette Fielding, de 44 años, durante una comida a la que también asistieron la madre del cantante, Anna Cox, y el marido de Fielding, Karl Beattie.

Aunque el evento tuvo lugar hace ya tres años, la propia Fielding ha decidido que este era el momento propicio para sacar a la luz los detalles del polémico incidente.

“Harry me estuvo mandando mensajes repugnantes desde el otro lado de la mesa; no quiero ni repetir los términos que utilizó, ¡fue tan grosero!”, reveló la figura televisiva a la revista Woman. Sin embargo, Fielding atribuye tales insinuaciones al “carácter bromista” de Harry y por eso, no le ofendieron tanto.

“La primera vez que vi a Harry me hizo una reverencia y luego se arrodilló en medio de la calle. En esos momentos pensé: ‘Este chico es un bromista, nos llevaremos bien'”, recordó la presentadora sobre la primera vez que conoció a Harry, cuando solo tenía 11 años y vivía en Holmes Chapel, en Cheshire, al noroeste de Inglaterra.

“Pasaba a menudo por casa a tomar el té, recuerdo que le encantaba la pizza y las patatas fritas. Solía llamarme su segunda madre, y mi hijo y él estaban siempre juntos”, añadió Fielding.

A la presentadora le hace gracia la tumultuosa vida amorosa del joven artista –que hasta la fecha ha salido con Taylor Swift y Caroline Flack–, al que llega incluso a catalogar de donjuán por su forma de cortejar a las chicas. “Es todo un donjuán y muy romántico. Cuando le interesa alguna chica hace todo lo posible e imaginable para conseguir a esa chica, se obsesiona muchísimo”, apuntó.

ver más
Harry Styles está deslumbrado con Jennifer Lawrence
Harry Styles recibe golpe en genitales en pleno concierto
Harry Styles persiguió a Taylor Swift durante un año
Harry Styles, ¿un nuevo filósofo inglés?
Tras la polémica surgida por las declaraciones de Fielding, la respuesta del portavoz de Harry no se ha hecho esperar, desmintiendo que Harry hubiese enviado mensajes inapropiados a la presentadora de televisión.