La exitosa cantante británica no tuvo en reparos en invertir una buena cantidad de miles de dólares para lucir su belleza tanto en la alfombra roja como en el escenario de los recientes premios Oscar, en Los Angeles.

Al ser su primera vez en la gala que premia a lo mejor de la cinematografía mundial, Adele invirtió casi un millón de dólares en su look, según nota publicada por el diario Daily Mail.

De acuerdo al medio, el gasto más grande de la autora de “Rolling in the Deep” fueron sus aretes de diamantes, diseñados por Harry Winston, que le costaron 906.477 dólares.

De igual manera, invirtió 22.600 dólares por la asesoría del estilista Gaelle Paul para su vestuario. En su vestido, diseñado por Jenny Packham, desembolsó un total de 5.287 dólares, mientras que el traje Burberry, que lució en el escenario cuando cantó el tema de la película “Skyfall”, costó 7.554 dólares.

En sus dos pares de zapatos, de la exclusiva marca Christian Louboutin, invirtió 6.554 dólares.

Por último, entre uñas y cuidado de la piel, según el Daily Mail, debió haber gastado unos 4.781 dólares. En el peinado, 863 dólares, y en el maquillaje, unos 225 dólares.