La actriz y cantante fue uno de los actos más esperados de la gala benéfica celebrada por Unicef en Nueva York, el sábado pasado.

El show, que se realizó en el Teatro Best Buy, reunió a muchos artistas entre los cuales se contó con la presencia de Selena e, indirectamente, de su exnovio Justin Bieber.

Y es que a pesar de que la exchica Disney no mencionó en ningún momento a su ex, algunas de las canciones que interpretó aludían a rupturas amorosas, dando a entender a la audiencia que sigue resentida luego del fin de su romance con el ídolo canadiense.

Selena hizo una breve introducción cuando cantó el tema de Justin Timberlake, “Cry Me a River”, en la que comentaba que en los últimos meses lo había pasado muy mal, y que esa canción decía mucho de ella. Luego, ejecutó la canción de su amiga Taylor Swift de título “I Knew You Were Trouble”.

Al parecer, Selena quiso de alguna manera vengarse de Bieber en la gala a través de las letras que entonó en el evento.

Fuente / Terra