La intérprete de “Just Dance” es conocida por sus múltiples excentricidades tanto dentro como fuera del escenario. Esta vez la artista realizó una presentación en el Staples Center de Los Ángeles, en la que salió desde una vagina inflable gigante, que incluso tenía un piercing.

La fotografía fue divulgada por le periódico británico The Mirror. En la imagen se puede ver a la intérprete saliendo de esta particular escenografía y abriendo paso a sus bailarines.

La fijación de la cantante por esa zona femenina se reveló cuando hace algún tiempo declaró “tengo esta extraña cosa de que si duermo con alguien ellos van a llevarse mi creatividad a través de mi vagina”.

Esta show se enmarca dentro del “Born This Way Ball Tour”, misma gira con la que se presentó durante el año pasado en nuestro país.

Fuente / terra