Lo que algunos han tildado de ‘estrategia publicitaria’, Justin Bieber ha llamado una “equivocación”. Sea una cosa o la otra, el cantante no para de ser noticia, y no precisamente por su música, sino por su comportamiento, ya sea con sus relaciones amorosas o con sus amigos.

Sin embargo, esta vez fue un poco más allá, al ser él mismo quien publicó una foto de su trasero en su cuenta de la red social, Instagram, y la compartió por su Twitter ayer por la noche, utilizando un hash-tag, con el que logró 11.335 ‘likes’ en muy poco tiempo, pues cuando se dio cuenta y la borró, ya sus fans habían compartido la imagen.

Tras el incidente, el manager de Justin, Scooter Braun, comentó que todo había sido fruto de una broma. “Como buen bromista que es tienen que entender su sentido del humor”, declaró a través de las redes sociales.

Aunque no han sido pocos los que han señalado que todo ha sido fruto de una meditada estrategia por parte del joven artista y su representante para seguir vendiendo discos.