En una entrevista con Gayle King en el programa “This Morning” en CBS, Jennifer López reconoció que ni a su madre ni a ella misma les “pareció bien” la diferencia de 18 años entre ella y su joven pareja Casper Smart.

“¡Claro que no me parece bien! Al principio daba igual, le quería, pero luego pensé: ‘¿Qué estás haciendo?’. Y ahora pienso: ‘Quizá estaría bien disfrutar tranquilamente del momento. Esto es amor, ¡relájate!’.  Cuando mi madre se enteró, me preguntó qué estaba haciendo y solo le respondí: ‘No lo sé, tú sígueme’. Y luego nos vio y me dijo: ‘Eres feliz. Está bien’. Es mi madre, eso es todo lo que quiere. Estará ahí tanto si sale bien como si no”, explicó.

Con Casper, la cantante neoyorquina se ha reencontrado con una juventud que no quiere perder, aunque reconoce que, de tener una máquina del tiempo, volvería a cumplir 18 años.

“Me siento tan joven, es de locos. Si tuviera que elegir una edad me quedaría con los 18, porque me recuerdo en esa edad como adulta, pero todavía era joven, vibrante y libre. No importaba que no fuera sabia, llevaba el pelo rizado, demasiado maquillaje, chándal. Cuando no trabajo, todavía me siento así. No digo que mentalmente me haya quedado en esa edad. Sé que soy adulta, soy inteligente, pero siento esa energía y la vibrante emoción de la juventud. Espero de algún modo no perder lo impulsiva que soy, esa cualidad de vivir sin miedo, aunque a veces no tomara las decisiones correctas”, declaró.

fuente / Terra