Madonna  Everybody, espectaculo enlinea Madonna  “Everybody”, título de aquel single del debut, fue publicado el 6 de octubre de 1982 como resultado de un contrato de una desconocida joven de Míchigan de 24 años y Sire Records por el lanzamiento en principio de dos temas (el otro no pasó el corte finalmente).

Si a eso se suma su difusión en emisoras afroamericanas, no extraña que en aquel momento fuesen muchos los que se plantearan si Madonna era una cantante negra.

No fue hasta el lanzamiento del videoclip que Madonna Louise Veronica Ciccone puso rostro y cabello (corto y castaño por aquel entonces) a una voz casi de pito en los agudos, bailando en un emblemático club gay de Nueva York llamado “Paradise Garage“, operativo hasta 1987 en el número 84 de King Street.

El tema alcanzó el número 3 en la lista “dance” de la revista Billboard, pero nunca llegó a entrar en la tabla oficial de singles “Hot 100”.

Casi un año después fue lanzado su álbum de debut, “Madonna” (1983), en el que incluyó esta canción como corte final, también junto a Sire Records (y Warner) y la asistencia de tres productores: su descubridor, el DJ Mark Kamins (“Everybody”); su entonces novio John “Jellybean” Benítez, que se encargó de su primer gran éxito, “Holiday”; y Reggie Lucas, responsable del resto del álbum.

Más aclamado con posterioridad que tras su lanzamiento, el disco recurría a un estilo muy bailable que se movía entre el pop y el “dance” con sintetizadores.

Treinta años después, la que después sería llamada “la ambición rubia” (por su tour de 1990 “The Blond Ambition“) sigue en la brecha, empeñada en lucir cacha y un gran estado de forma en su último tour y en su disco “MDNA” (2012), el duodécimo de estudio, que en videoclips como “Gimme All Your Luvin’” homenajea estas tres décadas de fresca impostura.