Emotivo y honesto, cordial. Así fue el encuentro por vez primera entre Tony Bennett, una de las más grandes figuras de la música de todos los tiempos, y la prensa mexicana, en su conferencia un día antes de ser el invitado de honor en el décimo aniversario de Las Lunas del Auditorio.

El legendario cantante lamentó la muerte de Amy Winehouse, incluida en su producción Duets 2, y la calificó como la más grande artista después de Elvis Presley.

“No se si ustedes saben, pero el padre de Amy ha hecho una fundación para enseñar a los jóvenes a alejarse de las drogas, y todas las regalías del dueto se usarán para ese fondo. Yo la verdad desde que empecé esta carrera empecé a buscar quién venía, quién era ese próximo gran cantante y la verdad pienso que desde Elvis Presley todos los artistas que ha habido desde esa época hasta ahora, ella tenía esa voz espectacular y era la mejor de todos, al mismo nivel de Ella Fiztgerald o Billy Holliday, por lo que me parece una tragedia haya muerto tan joven”, expresó el cantante.

Enemigo de los grandes estadios y foros como escenarios musicales, Bennett manifestó que le gustaría regresar a México, a la ciudad capital y ofrecer un concierto en la Sala Nezahualcoyotl.

“A mí no me gusta hacer conciertos en lugares muy grandes, me hablaron de un concierto en la sala de esta universidad y me encantaría hacer un concierto ahí, cuya acústica dicen, es maravillosa”, reveló.

Sólo elogios y buenos comentarios tiene de Alejandro Sanz, el único latino incluido en este segundo volumen de duetos, lanzado seis años después del primero.

“Yo la verdad no lo conocía hasta el momento de entrar a grabar juntos, pero desde el momento que empezamos a grabar y lo oí, conociendo del mundo del entretenimiento, dije ‘sabe cantar, sabe lo que hace’ y a través de la grabación nos hicimos buenísimos amigos”, agregó Tony, quien hoy se presentará en el marco de las Lunas del Auditorio.