En medio de los rumores, Demi Moore reaparece sin la compañía de Ashton Kutcher pero sí con su anillo de matrimonio, pero lo que llamó la atención de la prensa fue la extremada delgadez que la actriz lució en el evento.

Desde que se desató el escándalo por la infidelidad de Kutcher, se habló de una presunta pérdida de peso por parte de la actriz ya que casi no comía, situación que preocupa a su esposo y se hizo evidente en el estreno de su nueva película Margin Call.

Tal parece que los problemas para esta pareja no han terminado, ya que Ashton acudió a una gala sin la compañía de la actriz, aún cuando han intentado rescatar su amor acudiendo a sesiones de Cábala; aunque se menciona que Demi ya ha pedido ayuda a abogados especializados en divorcios.

Además, trascendió que Bruce Willis quiere hablar con Ashton pues, al considerar a Demi como parte de su familia, está muy molesto por la infidelidad del actor con Sarah Leal el pasado 23 de septiembre, un día antes de su sexto aniversario de bodas.