El actor Cliff Robertson, famoso en los últimos años por haber encarnado al tío Ben en Spider-man, ha muerto por causas naturales a los 88 años. Robertson ganó un Oscar de la Academia en 1968 por ‘Charly’, en la que interpretaba a un discapacitado que tras una operación se convierte en un genio.

Cliff Robertson comenzó su carrera como actor en los cincuenta, en series televisivas y obras de teatro. Su gran momento llegó con la mencionada ‘Charly’, después de haber interpretado a John F. Kennedy en Pt-109.

Posteriormente un escándalo en el que se vio envuelto junto al entonces productor de Columbia Pictures, David Begelman, dejó su carrera en punto muerto durante bastante tiempo.

Robertson denunció a Begelman a la prensa por falsificar su firma en un cheque de 10.000 dólares. Robertson cambió su oficio y ejerció entonces como portavoz de una compañía telefónica, hasta que unos años después rodó Brainstorm, su regreso a la gran pantalla.

Cliff Robertson se casó dos veces. La primera fue con Cynthia Stone, ex de Jack Lemmon, con quien tuvo una hija. La degunda con una rica heredera, de la que se divorció en 1979.

Su último gran papel fue en la adaptación del cómic Spider-Man, dirigida por Sam Raimi en 2001. Su papel, como el bueno del tío Ben, era breve pero extraordinariamente importante para la trilogía arácnida.