Si bien su cumpleaños fue hace un mes, Pamela Anderson decidió festejar sus 44 años rodeada de amigos, en un club nocturno dentro del hotel Chateau de París, en las Vegas.

Y para demostrar que las mujeres maduras no tienen nada que envidiarles a las jóvenes, la rubia lució un vestido blanco, corto y transparente, con un escote profundo.

Por las imágenes que publica Daily Mail la ex actriz de la serie Baywatch decidió festejar rodeada de hombres, tomando champagne y bailando toda la noche.