Durante la grabación de una estampida humana del film World War Z en la ciudad escocesa de Glasgow. Brad Pitt salvó de morir a joven muchacha que participaba de la escena de la estampida cuando ésta cayó accidentalmente al piso.

El actor vio que la mujer que hacia de extra resbaló y de inmediato actuó para evitar que la chica sea pisoteada por el tumulto. El actor la tomó en sus brazos y de inmediato la alejó del tumulto de 700 personas que participaban de la escena.

El incidente no pasó a mayores, pero provocó que varias extras que participaron de la escena salieran con golpes y fracturas.

Después de salvar a la desafortunada mujer, el actor se alejó sin que la joven le pudiera dar las gracias, porque se encontraba a mitad de una toma del rodaje.

Sin embargo, horas después, a través de un medio local, la joven dijo que agradecía la ayuda del actor, a pesar de tener una herida en la rodilla”.