El imitador de la cantante colombiana Shakira, Rodolfo Burgos, que ya se ha hecho conocido como “El Shakiro” chileno, cobra, según su agente, 3.000 dólares por entrevistas frente a una cámara cuando apenas se ha cumplido una semana de su deslumbrante aparición en televisión.

Burgos, que hasta hace apenas una semana era un completo desconocido, cuenta incluso con un representante para gestionar el interés que ha despertado su interpretación del tema “Gitana” en un programa de imitadores estrenado la semana pasada por el canal privado Megavisión.

Según informó su agente, Héctor Alfaro, el imitador no tiene inconveniente en ofrecer gratuitamente entrevistas por teléfono, pero si un medio de comunicación le pide posar ante las cámaras, sus honorarios ascienden a 3.000 dólares.

En el caso de las agencias de prensa que también disponen de servicios de televisión y distribuyen su material a centenares de medios abonados de todo el mundo, el precio podría ascender hasta los 5.000 dólares.

Tuteve.tv