Para aquellos que creen que la fama no se compra, he aquí un ejemplo de lo contrario. Rebecca Black pasó de ser una adolescente común y corriente a una estrella pop en el portal de videos YouTube, y sólo le costó U$S 1.400 dólares.

La joven de 13 años siempre soñó con ser cantante, por lo que pidió a sus padres que hablaran con una discográfica para grabar una canción. “Friday” fue el tema elegido, pero el resultado no fue de ninguna forma el esperado. Miles no, más de 30 millones de internautas se encargaron de burlarse de sus dotes artísticos, llegando a calificar el videoclip como el peor de la historia. Algunos, obviamente detractores, hasta llegaron a compararla con Justin Bieber.

Tan viral resultaron las imágenes y la música subidas al sitio de Google, que hasta los famosos dieron su opinión al respecto. Es el caso de Charlie Sheen, quien le dedicó una frase poco feliz en su cuenta personal de Twitter. ” No te odiamos porque eres famosa. Eres famosa porque te odiamos”, escribió el actor recientemente despedido de “Two and a half men”.

La adolescente se mostró triste ante la reacción de quienes, se suponía, serían sus fans, por lo que prometió grabar una versión acústica de “Friday” para demostrar su talento y acallar los malos comentarios.
Lagaceta.com