La polémica Lindsay Lohan, quien asistió para hacer una declaración durante su comparecencia judicial de hoy, eligió un vestido de color blanco que simboliza su inocencia, según publicó el portal TMZ.

Asimismo, Lohan indicó que el color blanco no solo resalta, sino que de la misma forma destaca la pureza, algo que sería más entendible si el vestido no fuera tan corto y sexy.

Sin embargo, la actriz deslumbró con el vestido y causó la sorpresa y miradas de más de uno, pues se veía muy sexy.